miércoles, octubre 15

DISFRUTALO..

Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante.

Para empezar un gran proyecto, hace falta valentía. Para terminar un gran proyecto, hace falta perseverancia.

Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba.

Cuando pierdes, no te fijes en lo que has perdido, sino en lo que te queda por ganar.

Utiliza tu imaginación, no para asustarte, sino para inspirarte a lograr lo inimaginable

Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños.

Es duro fracasar en algo, pero es mucho peor no haberlo intentado.

Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caido nunca, sino en haberse levantado después de cada caída (Confucio)

Los grandes espíritus siempre han tenido que luchar contra la oposición feroz de mentes mediocres (Einstein)

Saber no es suficiente; tenemos que aplicarlo. Tener voluntad no es suficiente: tenemos que implementarla. (Goethe )

Somos dueños de nuestro destino. Somos capitanes de nuestra alma (Winston Churchill).

Nunca se ha logrado nada sin entusiasmo (Emerson)

Las oportunidades no son producto de la casualidad, mas bien son resultado del trabajo. (Tonatihu)







Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante.

Para empezar un gran proyecto, hace falta valentía. Para terminar un gran proyecto, hace falta perseverancia.

Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba.

Cuando pierdes, no te fijes en lo que has perdido, sino en lo que te queda por ganar.

Utiliza tu imaginación, no para asustarte, sino para inspirarte a lograr lo inimaginable

Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños.

Es duro fracasar en algo, pero es mucho peor no haberlo intentado.

Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caido nunca, sino en haberse levantado después de cada caída (Confucio)

Los grandes espíritus siempre han tenido que luchar contra la oposición feroz de mentes mediocres (Einstein)

Saber no es suficiente; tenemos que aplicarlo. Tener voluntad no es suficiente: tenemos que implementarla. (Goethe )

Somos dueños de nuestro destino. Somos capitanes de nuestra alma (Winston Churchill).

Nunca se ha logrado nada sin entusiasmo (Emerson)

Las oportunidades no son producto de la casualidad, mas bien son resultado del trabajo. (Tonatihu)

POEMA DEL EXITO

Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar pero no puedes, no lo lograrás.
Si piensas que perderás, ya has perdido.
Porque en el mundo encontrarás
que el éxito comienza con la VOLUNTAD del hombre.

Todo está en el estado mental.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado
antes de haber empezado su trabajo.

Piensa en grande y tus hechos crecerán.
Piensa en pequeño y quedarás atrás.
Piensa que puedes y podrás.

Todo está en el estado mental.
Si piensas que estás aventajado, lo estás.
Tienes que pensar duro para elevarte.
Tienes que estar seguro de ti mismo
antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana
el hombre más fuerte, o el más ligero,
porque, tarde o temprano, el hombre que gana
es el que cree poder hacerlo.

Sacado de un poema del Dr. Christian Barnard.

2 comentarios:

Jorge Luis Jaimes dijo...

hola preciosa, mil gracias por tu exquisita visita a mi blog, siempre es un placer tener de visita a una mujer tan hermosa y talentosa y ademas es argentina.
amo a las mujeres argentinas tienen un talento inigualable.
y son muy hermosas.
tu blog es marivilloso y me encantaron tus fotos y esa extraordinaria naturaleza.

mil calidos besos para ti desde venezuela.
jorge luis.

caselo dijo...

Simplemente gracias y claro que lo disfruté muchísimo.

Carlos Eduaro