lunes, octubre 13

CULTURA MITO Y LEYENDA






La cultura de esta parte de la región del país se caracteriza fundamentalmente por asimilar las costumbres, generalmente destacadas y generadas por la convivencia fronteriza, esta conjunción de tradiciones, en este caso con el Paraguay, hace notar que el hombre formoseño, es un ser aguerrido y laborioso, algo terco, rudo y frontal. Abundan los mitos y las leyendas que se transmiten de generación a generación, como "el Yací Yateré" un niño rubiecito y travieso que en horas de la siesta suele transitar por los maizales; "el Pombero", un viejo petiso, jorobado, con sombrero deformado de ala ancha, narigón y bien fiero, que en las noches tormentosas suele silbar bajito e imitando al pollito o moviendo los arbustos en señal de protesta, persiguiendo al humano que lo desprecia. Pero si éste lo elige como un compañero fiel, deberá brindarle atención con una copita de caña o licor y un cigarro o habano en algún sitio, detrás de la casa o entre los arbustos, pero que nunca le falles o tu suerte estará errada.


El pombero:


El Pombero es uno de los genios de la naturaleza más difundidos en la región guaranítica. También ha variado diversificándose la creencia popular que lo explica y la concibe. La más antigua noticia que tenemos del Pombero es la del genio protector de los pájaros en la selva, que se presentaba a los niños cazadores como un hombre muy alto y delgado." "Las versiones modernas, en general, lo dan como a un hombre bajo y retacón que puede perjudicar, pero que puede hacerse amigo de los campesino que le ofrecen tabaco y algún alimento, y en ese caso les hace grandes servicios." "Es común a la tradición popular del Paraguay. Su nombre guaraní es Cuarahú-Yara; la traducción de este nombre es Dueño del Sol, común en la Argentina, como sinónimo de Pombero." (Extraido del libro de Berta Vidal de Battini)
Jorge Martínez, por su parte señala que "En la sociedad paraguaya y guaraní, el Pombero tiene una significación mayor: él es el responsable del nacimiento de los niños extramatrimoniales, visto desde el lado "occidental". El relato de cualquier paraguayo es que el Pombero llega de noche a la casa donde existen mujeres solas, y que si ellas no les dan un cigarrillo y un poco de vino, con sólo tocarles el vientre las embarazan. Es por eso que en una canción popular, como es María va, se dice Temor pombero, cual madre espero... "
"Lo cierto es que además, dicho mito, sigue en este año 2000, existiendo y no sólo entre la gente sin estudios, sino incluso entre estudiantes universitarios a los que he analizado. "
"Hace menos de un mes, a uno de ellos le referí la historia del Pombero como un mito, y se ofendió, diciéndome que él mismo lo había visto y que así como embaraza a las mujeres, con los hombres puede ser un juerguista insoportable o un aliado valioso, tanto en las cosechas como en sus propias relaciones con las mujeres.


Con la colaboración de:Jorge Alberto Martínez.


El Yasiyatere
Tal el nombre de un pajarito que vive en las selvas del nordeste argentino, cuyo silbido monótono se oye al amanecer y anochecer.
En noches de luna, en Enero, se oye un silbido: yateré...yateré... cada vez más cercano, cada vez más fuerte; entonces, las madres cuidan de no dejar solos ni un sólo momento a sus hijos pequeños.Es un criatura de entre 2 y 6 años, de cara bonita, rubio, ojos azules o amarillos, sin orejas. Tiene un olor muy fuerte y desagradable.Rapta niños que encuentra solos al mediodía o a la siesta. Sólo se lleva a los varones,
a las mujercitas, por lo general las deja pues tienen el pelo tan largo como él. Lame sus frentes para quitarles el bautismo. Al rato de jugar un rato con ellos, los abandona envueltos en lianas y enredaderas, y los niños quedan mudos, atontados presa del su encantamiento.Todos los años, para el aniversario del rapto, los chicos sufren ataques de epilepsia, para curarlos hay que bautizarlos de vuelta, cosa que no siempre funciona.El Yasíyateré usa un gorro o boina roja. Su ropa es amarilla. Alrededor de su cuello tiene muchas llaves de oro y cinco anillos en los dedos. Lleva una varillita mágica, un bastoncito de oro muy brillante en el cual reside todo su poder; si alguien logra quitárselo comienza a llorar, pidiéndolo. Sin su bastón se debilita.Cuando camina queda solo la huella del pie izquierdo, el derecho no se ve. Vive en lo profundo de la selva y come solamente huevos, miel y fruta. Es dueño de muchísimas alhajas y de tesoros.

3 comentarios:

caselo dijo...

Que bien Sandra, eres toda una cronista te felicito. Me gustó lo que comentas acerca de los mitos y leyendas. Hoy aprendí algo nuevo muchísimas gracias. Una alegría enorme tu visita, un beso

Carlos Eduardo

Marcelo Dance dijo...

Así como Irlanda y Gales tienen sus leyendas sobre duendes y elfos, en nuestro país también tenemos las nuestras.
Conocía las del pombero y el yasiyateré que bien comentás en esta entrada. El año pasado en el programa de radio, los miércoles los dedicaba a las leyendas tupí-guaraníes y de latinoamérica en general.
Corrientes, Misiones, Formosa, Chaco y el Paraguay comparten la misma mitología.
Te recomiendo un par para que leas y por ahí publiques: La Mboi-Tatá o Guazú-Boi y el Alonso García...
Una vez más Felicitaciones por el Blog!
Un beso Sandrita!

Vicente Sebastiá Gómez dijo...

Me ha gustado tú entrada, y es que los temas mitológicos me agradan, y estos no los conocía, gracias por enseñarmelos.
En cada lugar, hay varios mitos y leyendas...conocerlas hacen que conozcamos más nuestra cultura y la apreciemos en toda sus dimensiones.
Me encanta la Historia.
Saludos, Sandra.